La ortodoncia invisible consiste en la colocación en la boca de férulas o alineadores transparentes para corregir y prevenir alteraciones en el desarrollo dental. Este tratamiento ayuda a combatir la gingivitis y a mejorar la salud de las encías.

La gingivitis o la inflamación de las encías ocurre de forma frecuente cuando la placa dental queda atrapada entre la encía y el diente. Esto origina placa bacteriana que puede convertirse en sarro y da lugar a la inflamación o sangrado de encías. Si esto no se trata, puede convertirse en periodontitis y puede dar lugar a la pérdida de dientes.

La ortodoncia invisible, además de diseñar nuevas sonrisas y generar resultados estéticos, también previene y soluciona la inflamación de las encías o gingivitis. Desde Max Dental te contamos cómo la ortodoncia invisible mejora la salud de tus encías.

La ortodoncia invisible mejora la salud de las encías

Muchas de las ortodoncias con brackets generan una inflamación de las encías originada por la dificultad de llevar a cabo una higiene bucal correcta. Los brackets impiden que el cepillo llegue a muchas zonas de la boca y esto hace que se acumule placa bacteriana entre dientes y encía, originando que estas enrojezcan, se inflamen y generen gingivitis.

En un tratamiento invisalign los alineadores se pueden quitar sin ningún problema, por lo que la limpieza de los dientes y la eliminación de la placa se hará sin problemas.

El tratamiento adecuado para pacientes con gingivitis es invisilagn

Para los pacientes que necesitan una ortodoncia y que sufren gingivitis, el tratamiento ideal es invisalign. Si optan por una ortodoncia con brackets, sus encías seguramente empeorarán y la gingivitis inicial puede acabar en periodontitis.

La gingivitis surge por una maloclusión de los dientes del maxilar y de la mandíbula, si ocurre esto, los dientes no encajan y se produce una mordida cruzada que afecta directamente a las encías que poco a poco se retraen. Esto se puede solucionar con un tratamiento de ortodoncia invisible ya que, al tener un encaje total de la mandíbula y el maxilar, hace que las encías regeneren de forma correcta.

Elimina la inflamación y combate la gingivitis

Los pacientes con problemas en las encías, gingivitis o periodontitis, necesitan tener unos dientes bien alineados y que su mandíbula encaje de forma correcta con el maxilar. El primer paso para solucionar esto se basa en corregir la mordida cruzada o los dientes mal colocados y para ello lo adecuado es someterse a un tratamiento de ortodoncia invisible. Con este sistema los dientes se recolocarán y las encías lucirán sanas y fuertes.

Muchos de los pacientes que pasan por nuestra clínica situada en Madrid se sorprenden cuando se les plantea este tipo de solución para los problemas de encías y la gingivitis. Hay que tener en cuenta que cada paciente tiene unas necesidades y un historial y dependiendo de ello el especialista ve si el empleo de la ortodoncia invisible es adecuado para cada caso. Pero, a largo plazo, es uno de los métodos más acertados para combatir estas enfermedades bucales.