La ortodoncia Invisalign es una especialidad que se centra en corregir y prevenir alteraciones en el desarrollo dental, las formas de la arcada y la posición de los maxilares. Su finalidad es mejorar la funcionalidad y la estética dental.

Se trata de un sistema de ortodoncia altamente estético a base de férulas transparentes y removibles, que realizan pequeños movimientos de manera gradual hasta conseguir una sonrisa estética y funcional.

Si estás pensando en realizarte un tratamiento de invisalign, lo mejor es saber cuáles son los pasos más importantes durante todo el proceso. A continuación, te mostramos qué sucede en cada fase de la ortodoncia invisalign para que puedas comprender cómo funciona esta técnica y todo lo que el paciente tiene que hacer.

Diagnóstico integral y personalizado

La primera fase se inicia con un estudio de ortodoncia a través de radiografías, fotografías y una cefalometría. La cefalometría hace un cálculo de las medidas, forma de la cabeza y los elementos involucrados en la maloclusión, de esta forma podemos diseñar un tratamiento totalmente personalizado, descubriendo así el tipo de ortodoncia que más se ajuste a tus necesidades.

Pedido de los alineadores invisalign

Lo más importante es tomar impresiones de tu boca a través del escáner intraoral. Gracias a esta prueba se crea un modelo en 3D, que simulará los movimientos dentales que se deberán cumplir para conseguir el resultado final.

Gracias a ClinCheck, esta simulación es posible. Se trata de un software desarrollado por Align Technology, compañía fundadora de la marca Invisalign, que permite saber tanto al paciente como a nosotros qué aspecto tendrán los dientes, una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia invisalign.

La gran ventaja del método invisalign, es que nos permite ver el antes y el después de la sonrisa, ningún otro sistema de ortodoncia ofrece esta posibilidad. Gracias a las impresiones podemos mandar las férulas al laboratorio, siempre a medida de la boca del paciente y agilizar el proceso.

Inicio del tratamiento ortodoncia invisalign

En un período de 10 días, llegarán los alineadores a nuestra clínica dental situada en Madrid. De este modo, te citaremos para recibir tu primer juego de férulas invisalign.  Es necesario que el paciente lleve puestos los alineadores, durante 22 horas al día y solamente podrás quitártelo para comer o lavarte los dientes.

Cada juego de férulas invisalign se usa durante un tiempo estimado en dos semanas y se sustituirá por el siguiente una vez transcurrido este intervalo.

El paciente deberá acudir a Max Dental, cada 4 o 6 semanas para hacerse una revisión y así nos aseguramos que la evolución del tratamiento esté controlada.

Asimismo, te recomendaremos hábitos y prácticas diarias, principalmente de higiene y uso, para el correcto mantenimiento de la ortodoncia.

Revisiones periódicas

A lo largo del proceso, es imprescindible, asistir a revisiones periódicas para valorar el avance de la ortodoncia invisalign y ajustar así los elementos para una mayor eficacia. La periodicidad de las revisiones dependerá de la duración del tratamiento, que puede variar entre los 6 meses y los 2 años.

Retirada de ortodoncia

Una vez alcanzados los objetivos deseados, se te retirará el invisalign y se realizará una limpieza en clínica.

Colocación de retenedores

Al retirar la ortodoncia, los huesos y encías han de asimilar el cambio. Por ello, colocamos unos retenedores que pueden ser fijos o removibles. Se llevan de manera continua, durante los 3 primeros meses y posteriormente de forma parcial.

Gracias a las revisiones, el especialista de Max Dental verifica que la fase de retención sigue su curso. En estas visitas, además de revisar el estado de tu boca, descartamos caries o enfermedades periodontales, observamos que los retenedores cumplen su función y así asegurarnos la estabilidad de los resultados.